Ante los retos de la inteligencia artificial, inteligencia contextual 

Por: Carmen Rosa Gómez - Consultora Senior

No hay conversación en la que ChatGPT no aparezca. Se ha convertido en una curiosidad para muchos y en una señal de alerta para otros, lo que alimenta las tertulias y las discusiones en redes sociales, porque la pregunta de fondo es: ¿se trata de un riesgo para lo que hacemos o es un gran aliado?  

El chatbot ChatGPT, que la compañía OpenAI actualmente tiene libre para la consulta de los usuarios, ha sorprendido por sus “habilidades”. Aunque tiene limitaciones, le faltan algunas incorporaciones y desarrollos, es capaz de escribir tesis doctorales o componer canciones, por mencionar un par de los múltiples resultados que ha arrojado en las consultas hechas desde distintas partes del orbe.

 

PZZ View 

Responder a la interrogante general sobre los riesgos o beneficios de la herramienta nos obliga a mirarnos en la historia.  

En su momento la revolución industrial generó una transformación de la sociedad, que nos ha conducido hasta lo que somos hoy. Este cambio alteró el orden social, las formas en las que se movilizaba la gente y trabajaba. Es decir, que muchas prácticas cotidianas se vieron forzadas a evolucionar y otras, ante las posibilidades que se abrían, quedaron en desuso.  

Lo que ocurrió con el desarrollo y masificación de Internet, desde la etapa final del siglo XX, es también una revolución en las dinámicas de la sociedad. Muchos hemos sido testigos de la acelerada forma como este recurso se abrió camino en todas las áreas hasta volverse esencial en casi todo lo que hace la humanidad.  

El perfeccionamiento de la inteligencia artificial (IA) parece ser el siguiente hito en esta ruta. La imaginación humana ya se había anticipado a esto desde hace mucho, de allí la abundancia de novelas y de películas donde como individuos tratamos de lidiar con lo que algo así implica, temiendo que algún día la IA logre tener conciencia de sí misma y pueda superarnos o dominarnos, como se teme en más de una serie al estilo “Westworld

Lo cierto es que la IA convive con nosotros de forma cotidiana desde hace mucho. Está en herramientas de uso personal y que también penetran en las empresas agilizando y facilitando procesos. La empleamos de forma natural a través de múltiples aplicaciones que son, a su vez, una extensión de los nuevos modelos de negocios que se vienen desarrollando.  

Llegó ChatGPT… y lo que viene 

Más allá de los beneficios visibles para las personas y las empresas, esta transformación puede, igualmente, abrir espacios a nuevas formas de estafa, a un refrescamiento de las estrategias de propaganda y adoctrinamiento con el uso de algoritmos, entre otras prácticas. 

Se le ha visto como un riesgo para el futuro de la educación, porque se puede convertir en una ruta fácil para el fraude en quienes quieren que otro piense por ellos o les haga el trabajo. Pero casi lo mismo se decía en el boom inicial de Internet. Por eso ChatGPT ya despertó la necesidad de que el mundo académico replantee sus métodos de enseñanza y de evaluación, porque es obvio que la solución no está en prohibir el uso de este chatbot, que es tan solo el inicio de mucho más que está por venir en la expansión de la IA. 

Habrá quien crea que con la herramienta podrá desarrollar mucho del trabajo que hoy requiere de varios de sus empleados, lo que despierta las primeras inquietudes en el mundo profesional. Aunque todavía estamos en las primeras de cambio del proceso con el uso de ChatGPT en particular, lo cierto es que a la larga la IA sí representa una transformación de las dinámicas laborales. 

Pero en todo caso no se puede encarar a la IA como la condesa viuda de Grantham en “Downton Abbey”, que veía la llegada de la electricidad como algo misterioso e intolerable en su hogar, sino que es preciso internalizar que se trata de una evolución natural que debemos conocer para no quedar excluidos.  

Resulta entonces de gran valor la muy humana inteligencia contextual para poder entender el cambio y nuestras limitaciones, para desarrollar capacidad de adaptación, además de tratar de anticipar las implicaciones sociales, culturales, económicas y hasta políticas que este nuevo paso nos trae.  

Último PIZZOLANTEView

pizzolanteview

En este PIZZOLANTE View, nuestra consultora Rebeca Abarcas, expone cómo ha hecho la empresa para ...

Revisa nuestro
PIZZOLANTEVoice

pizzolantevoice

En el contexto del Día de la Madre, que se celebra en diferentes fechas durante el mes de Mayo a ...

Mantente actualizado en los temas más importantes para el desarrollo de negocios

Mantente actualizado en los temas más importantes para el desarrollo de negocios

Pizzolante

¡Estamos para ayudarte!

Powered by WpChatPlugins