Por Perla De La Nuez –  Analista de cuentas

En 2019, PayPal lanzó la iniciativa ‘Give at Checkout’, una funcionalidad que da al consumidor la oportunidad de donar fácilmente a distintas obras de caridad en la página de proceso de pago mientras compra online con PayPal. Este año, la iniciativa llegó a España y demuestra la capacidad de innovación para un involucramiento social más responsable, que puede existir en áreas de negocio muy variadas.


#PIZZOLANTEView

Si algo hay que agradecer a la tecnología es su capacidad inherente de hacer la vida más práctica, aun cuando la velocidad a la que se mueve el mundo sigue creciendo exponencialmente. Esto cierto, sobre todo luego de ver llegar la pandemia por COVID-29 que obligó a la constante reinvención, sacudiendo los formatos conocidos con los que la humanidad funcionaba, y permitiendo que la innovación represente un importante pilar de acción para abrir puertas a nuevas herramientas.

Así mismo es como hacer una donación, algo que en teoría no parece tener mayores implicaciones, se convierte en una experiencia más enriquecedora cuando combina la solidaridad, con la facilidad de tener un botón digital cuya principal función sea aportar a una causa altruista. PayPal, lanzó esta funcionalidad buscando contribuir a los objetivos sociales permitiendo a las organizaciones benéficas recibir donativos sin generar cargos adicionales por el servicio.

Aunque la iniciativa está activa desde el 2019 y desde entonces ha recaudado más de 45 millones de dólares en todo el mundo, según indica Ana Alabau, Head of Strategic Clientes de PayPal iberia, una investigación de mercado realizada en el 2020 por la referida compañía dedicada a pagos digitales arrojó que sus consumidores aumentaron la intención de usar el internet como un medio para seguir realizando donaciones, es entonces cuando deciden llevar a España el “Give at Checkout”.

Sin duda, lo que se debe rescatar de este proyecto es el importante valor agregado que representa la constante escucha al mercado donde se presta servicio o se ofrece productos. Conocer con frecuencia qué piensa la audiencia y cómo evoluciona, permite a las empresas tomar decisiones, no solo que respondan a las necesidades de sus clientes, sino también que les de acceso a formar parte de sus intereses.

La innovación en los procesos organizacionales requiere un alto grado de observación y optimización para encontrar oportunidades que sugieran un nuevo curso en las actividades empresariales, y hoy, más que nunca, las corporaciones necesitan mantener despierto el pensamiento inquieto mientras asumen con liderazgo los cambios de su entorno.