Por: Kirsys Kingsley – Asesora de Cuentas, especialista en Relaciones Públicas

El paso del tiempo nos impulsa al cambio y con ello a ejecutar acciones que determinen una postura real apegada a las nuevas necesidades. La gestión de medios no se escapa de esta realidad, por lo que a quienes nos apasiona trabajar en ello tenemos la responsabilidad de innovarnos y reinventarnos.

Entre la virtualidad que nos atañe y la pandemia del COVID-19, esta última que llegó para acelerar los procesos en las nuevas opciones de estar presente físicamente, es por la que se han desarrollado las tendencias apegadas a las plataformas de mensajería instantánea como: Whatsapp, Telegram, y además de los mensajes directos por las distintas redes sociales.

En la gestión de medios la metamorfosis es

evidente, con la construcción del mensaje para el abordaje en el relacionamiento con nuestra base de datos modernizada, pasamos de una visita a una llamada, del café a un mensaje, y al solicitar acompañamiento en las actividades a nuestros colegas que ejercen la profesión del periodismo desde los medios de comunicación, se refleja la limitante en participación presencial prefiriendo el envío de la nota de prensa con fotos preseleccionadas.

Lo que no debemos pasar por alto es el contacto humano inevitable, por ello, una llamada, un mensaje, una felicitación en momentos importantes, la presencia aun a distancia no debe perderse, para que la relación permanezca intacta, a pesar del uso oportuno de la tecnología, esta que nos permite acortar trechos y facilitar el trabajo.