Fundación Terra con motivo de su 23 aniversario reunió a importantes actores de organizaciones sociales y de la empresa privada, para ahondar sobre las buenas prácticas en la educación y la inclusión de la tecnología, así como en la formación de jóvenes empáticos con el entorno y los cambios sociales que estamos viviendo a raíz de la pandemia.

El evento contó con la moderación de Italo Pizzolante, quien destacó algunos hallazgos del estudio “Approaching the future 2021”, elaborado por Corporate Excellence de España, sobre la nueva realidad empresarial, la educación y la tecnología en el marco del post Covid-19. En ese sentido, el informe muestra como megatendencia que vamos a hacia una sociedad híbrida digital, con foco en la creación del teletrabajo, que requiere de un ciudadano educado sobre nuevas plataformas digitales y entrenado en nuevos modelos de colaboración e interrelación.

Por ello, Maria del Carmen Nasser, vicepresidente Ejecutiva de Fundación Terra, recalcó la importancia de las alianzas entre empresas y organizaciones, no solo desde el punto de vista de sumar esfuerzo, sino desde el intercambio de experiencias y lecciones aprendidas con el objetivo de avanzar de manera más efectiva en el logro del bien común: formación de jóvenes y niños adaptables a los cambios que nos impone el entorno, desde el punto de vista operativo y emocional.

Javier Cañete, Director de Programas de Fundación Botín, reforzó esta idea al comentar a la audiencia parte de su experiencia con el Programa Educación Responsable, el cual ha podido replicar sus logros en más de 600 centros fuera y dentro de España, cuyo interés nace en la preocupación por brindar educación de calidad, que brinde posibilidades sociales a los niños más allá de lo establecido como educación formal. Así, recalcó la importancia de la estabilidad y madurez del docente, pues que los alumnos asuman habilidades sociales, emocionales y activen la creatividad, depende del que docente también los posea y se sienta a gusto en su ámbito escolar.

Helvio Kanamaru, Gerente Senior de Ciudadanía Corporativa para Samsung Electronics Latinoamérica Brasil, destacó el valor del programa Samsung Innovation Campus, un programa de capacitación de competencias socioemocionales, programación y robótica, donde más allá que el conocimiento técnico se busca la generación de empatía, trabajo en equipo, colaboración, etc. con el fin de preparar jóvenes con la habilidad de crear proyectos tecnológicos que aportan a un bien común.

Angel Dubón, Director de aprendizaje Américas Microsoft, por su parte expuso como los esfuerzos de la empresa privada, como Microsoft y Samsung, están orientados en tres puntos básicos: enriquecer a los nativos digitales, transformar los modelos ejecutivos y crear habilidades de pensamiento crítico-analítico, desde la perspectiva de sus propias habilidades y no desde la óptica de quienes no lo son.

En conclusión, comunicar que las empresas y organizaciones trabajan juntos por la educación no es novedad, lo valioso de este encuentro es que nos permitió conocer de mano de sus protagonistas cómo los esfuerzos en esta materia se han profundizado pasando a tomar en cuenta, no solo la calidad del material educativo, sino el nivel de las herramientas tecnológicas que se integran al proceso, de la necesidad de invertir en el educador, en la inclusión de formación en la generación de habilidades sociales para la generación de un ciudadano íntegro capaz de generar empatía con las necesidades sociales de su entorno local o regional.