En 1999 David Bowie es entrevistado por Jeremy Paxman de la BBC. En esta conversación surge, de parte del artista, un análisis impactantemente premonitorio donde explica lo terrorífico y fantástico del potencial que el internet tiene y del impacto que este tendrá en la sociedad y en las nuevas maneras de expresarse y comunicarse. Ante esta opinión, Paxman pregunta escépticamente: “¿No es el internet solo una herramienta?”

Un poco más de dos décadas después, podemos responder la pregunta de Paxman con la misma seguridad con la que Bowie responde que el internet no es solo una herramienta, sino “una forma de vida alienigena”. A pesar de que no es precisamente alienígena, si es un espacio que crece simbiótica y orgánicamente, y que hoy en día conecta 3,26 billones de personas aproximadamente.

Aunque en muchas ocasiones se piense lo contrario, estos “espacios digitales” no son extensiones de los espacios físicos y presenciales. Por el contrario, son sitios de relacionamiento, conversación y decisión que existen exclusivamente en el mundo digital, donde muchas barreras desaparecen. Los temas de conversación que allí ocurren no serán algo de lo que tu empresa se querrás perder, ya que pueden afectar cómo se relaciona el público ante ella.

Todas las aristas comunicacionales de las que te has ocupado en la historia de tu empresa tienen su espacio también en el mundo digital; desde conseguir clientes y generar ventas, hasta mantener contacto con quienes se relacionan con tu marca y construir tu reputación. Crear una estrategia digital que entienda de fondo los objetivos de tu negocio, podrá ayudarte a navegar con objetivo en estas aguas, que se comportan de una manera muy distinta.

Esta estrategia deberá establecer, tomando en cuenta los objetivos de tu negocio, objetivos propios de comunicación, entendiendo quienes son las audiencias a las que se comunicará, cómo se comportan, en qué plataformas puedes encontrarlas, y qué es lo que les importa sobre tu empresa. De esta manera podrás establecer un relación efectiva y potenciar el alcance de tu negocio.

Ante la pregunta ¿es posible no establecer una estrategia de comunicación digital?, la respuesta depende. Si tu objetivo es mantener el negocio tal como lo habías estado manejando, es posible que puedas seguir haciéndolo por algún tiempo, pero la realidad es que mientras el tiempo pasa, más Millenials y personas de la Generación Z entran en el mercado, y ellos, que no conocen un mundo sin internet, comenzarán a inclinar la balanza hacia los competidores que atiendan sus necesidades, escuchen su feedback rápidamente, y que logren adaptarse a los veloces cambios en las industrias.

La buena noticia es que cada estrategia digital es individual y no todas las empresas o marcas tienen por qué usar la misma cantidad de plataformas o buscar los mismos objetivos. A pesar de que el internet es un espacio muy grande y que se comporta casi como un alien, la verdad es que también es una herramienta, una muy buena y adaptable, que cada uno puede usar según sus necesidades.

Comienza con pequeños pasos con los que te sientas cómodo, enviando algunas comunicaciones vía e-mail marketing o creando un blog (en la web o en redes sociales), donde compartas contenido valioso. Lo importante es que seas capaz de manejarlo y hacerlo intencional, poco a poco tendrás más experiencia y confianza para poder hacer crecer tu estrategia de comunicación digital y potenciar al máximo el alcance de tu empresa.