Por: Emely Alcántara – Analista de Plataformas Digitales

Es muy común ver como se confunde el término “Branding” con la identidad visual de la marca, sin embargo, existen varios elementos que construyen el Branding y que debemos tener claros a la hora de crear o cambiar una marca. 

Philip Kotler, considerado Líder en Pensamiento de Marketing por la American Marketing Association, define el Branding como: el proceso por el que se le confiere un sentido específico a una compañía, producto o servicio, modelando una marca en la mente y en el corazón de los consumidores.

Basándonos en esta definición, podríamos decir que, el Branding es el proceso de construcción y gestión de la marca, donde se combinan 3 factores esenciales: estrategia, creatividad y emoción. Factores alineados al posicionamiento, propósito y valores de una marca. La estrategia nos lleva a cumplir con los objetivos del negocio, la creatividad nos diferencia del resto y la parte emocional nos conecta con nuestro target. 

Estos factores traen consigo varios elementos y herramientas que hacen un Branding efectivo para las marcas:

  • Definición de marca: propósito, valores, promesa 
  • Estrategia de posicionamiento de marca 
  • Identidad de marca: nombre, tono, diseño de identidad visual, Logo 
  • Publicidad y comunicaciones: medios digitales y tradicionales 
  • Patrocinio y colaboraciones
  • Diseño de productos 
  • Experiencia del consumidor: con el producto y/o con el servicio en tienda 
  • Experiencia en el espacio de trabajo, con los que forman parte de la marca 
  • Servicio al Cliente 
  • Causas sociales que apoya y con las que se identifica la marca

Como vemos, el diseño de logotipos es una de las herramientas que se utilizan para diseñar la identidad visual de una marca dentro del Branding.

La parte visual es un elemento importante dentro de tu estrategia de marca, que sin duda te diferenciará del resto, fomenta una imagen profesional y genera expectativas a la audiencia, pero, ¿Qué sería de Coca Cola con solo un logo?, sin el “Destapa la felicidad”, sin sus icónicas campañas navideñas o sin su forma positiva de comunicar. 

Sin la marca, el logo no tendría un significado real, sería simplemente un elemento gráfico. 

Cuando se combina una identidad visual bien diseñada y una estrategia de marca eficaz, no solo ayuda a las organizaciones a llegar a sus audiencias, también ayuda a crear una marca memorable y líder en la industria. Si estás buscando construir una nueva marca o fortalecer la que tienes, no subestimes la importancia de una buena identidad visual alineada con su la estrategia general de marca. Esta es la fórmula para un Branding exitoso.